¿Cómo elegir la silla de ruedas indicada?

Elegir una silla de ruedas es algo de vital importancia para la persona que la necesita, y no es una elección que tomar a la ligera. Una silla de ruedas, tanto para una persona que la necesita de forma permanente, como para alguien que la necesita temporalmente, va a ser el vehículo que le permitirá desplazarse. Es por tanto, que a la hora de elegir éste recurso del que dependerá su movilidad, hay que estudiar detenidamente una serie de características. ¿Sabes qué aspectos tendrías que estudiar? Te lo contamos todo en este post.

Como comentamos, una mala elección de una silla de ruedas puede convertirse para la persona que la usa en un auténtico suplicio, ya que dependerá de ella y hará un uso continuado. Es por eso que la confortabilidad es algo a lo que prestarle mucha atención. ¡Te damos algunos trucos para elegir silla de ruedas perfecta para ti!

A tener en cuenta antes de elegir silla de ruedas.

LA PERSONA QUE LA UTILIZA

Es muy importante, que antes de estudiar los diferentes modelos de silla, te detengas en una serie de aspectos clave: la persona que la va a utilizar la silla.

Además de sus características físicas, como el peso, la altura, si tiene algún problema de espalda, cuello o la longitud de sus brazos y piernas, tendremos que tener en cuenta las limitaciones de la persona. Con ello nos referimos a las capacidades físicas y cognitivas de la persona que va a utilizarla: ¿podrá empujar por sí mismo las ruedas de la silla? ¿Necesitará ayuda? ¿Es una persona dependiente? ¿Sus capacidades cognitivas le permiten tener autonomía en el desplazamiento? ¿Puede ponerse de pie y andar ligeros pasos? ¿Tiene algún deterioro cognitivo o le faltan reflejos necesarios para conducir una silla con motor eléctrico?

Todas estas preguntas nos harán decantarnos por unos u otros modelos, con motores eléctricos, scooters, o sillas estándares.

EL USO QUE SE LE DARÁ

Por otro lado, el uso que se le vaya a dar a la silla también resultará fundamental a la hora de elegir silla de ruedas. Hay que tener en cuenta los espacios en los que se van a hacer uso de la silla: puede ser una silla de uso exclusivo doméstico, o simplemente para el traslado de la persona fuera de su domicilio. ¿Se tendrá que meter y sacar de manera reiterada en el maletero de un vehículo? ¿Es importante que sea poco pesada para que la persona pueda desplazarse por la vía pública y subir y bajar bordillos de forma manual?

En este caso, estas preguntas harán decantarnos por sillas con materiales más ligeros y resistentes, según el uso que haremos de la silla.

Una vez que tengamos detectadas las exigencias y características de la persona y la utilización de la silla, tenemos que estudiar detenidamente las partes que la componen. Es decir, una vez detectadas las necesidades de la persona, pasaremos a elegir la silla con los elementos de la misma que más nos convengan.

Elementos a tener en cuenta para elegir silla de ruedas

Aunque te parezca que una silla de ruedas es un elemento muy básico, en realidad posee muchos elementos que tenemos que estudiar para elegir la correcta. Entre ellos destacamos:

1. ASIENTO

Las sillas tienen tallaje, que va desde niños a personas XXL. Es por ello, que según la estructura corporal y física de la persona, podremos elegir modelos estándar, o con reglajes para modular la anchura y profundidad del asiento. Es muy importante que este aspecto se adapte a las características físicas de la persona que lo va a usar, ya que una silla demasiado grande impedirá su manejo correcto y una demasiado estrecha será muy incómoda.

2. MATERIAL

Entre las más demandadas están las de aluminio, que son las más ligeras y con mayor amplitud de movimiento. También hay modelos de acero, un poco más pesados pero que también soportan muy bien el peso y son sólidas y resistentes.

Tenemos que tener en cuenta, que el material es muy importante para definir el peso de la silla. Si vamos a necesitar transportar de manera recurrente la silla, plegarla y meterla en un maletero, necesitaremos un material más ligero, y una silla de ruedas tradicional. Las sillas eléctricas, debido a su motor y los materiales usados para el mismo, pesan bastante más y son más complejas de transportar.

3. RUEDAS Y REPOSAPIÉS

También es importante prestar atención a las ruedas y a su material. En general, las ruedas macizas son más adecuadas para exteriores, ya que no corren el riesgo de sufrir un pinchazo como sí lo hacen las ruedas neumáticas, aunque las neumáticas absorben mejor los impactos provocados por un terreno irregular, adoquines, etc.

Prestar atención a los reposapiés también es de vital importancia: si son separados corren el riesgo de abrirse y provocar inestabilidad en la persona que los está manejando, pero tienen la gran ventaja de que la facilidad para levantarse que le dan a la persona que lo maneja. En el caso de una bandeja única, puede provocar tropiezos, aunque da una mayor estabilidad.

4. PLEGADO Y DIMENSIONES

Como hemos comentado anteriormente, es muy importante pensar en el uso que se le va a dar a la silla, pues si se necesita su constante transporte, lo ideal es una silla plegable. Hay diferentes tipos y modelos que se abren y cierran de diferente manera, por lo que lo ideal es probar el que le parezca más sencillo.

Además, una vez abierta, tendrá que asegurarse de que las dimensiones son adecuadas para que su uso no suponga un inconveniente. De nada valdrá una silla que por sus excesivas dimensiones no entre por las diferentes puertas de su hogar, en caso de que disponga de ascensor que entre sin problemas, o que pueda desplazarla en el maletero de su vehículo, como hemos comentado arriba.

5. ACCESORIOS

Tanto reposacabezas, cestillos o bandejas para el transporte de enseres personales, cojines para mejorar y adaptar la posición… Una vez elegida la silla, deberás de optar por aquellos objetos accesorios que necesitarás en el día a día. ¿Te interesa acoplar un portamuletas? ¿Necesitas un cojín para adaptar tu posición?

Una vez tenidos en cuentas todos estos detalles estarás un paso más cerca de elegir la silla perfecta para ti. El siguiente es acudir a una de nuestras ortopedias y comentarle tu caso y necesidades a nuestros especialistas. Ellos podrán ayudarte y guiarte para encontrar todo lo que necesites.

Tu ortopedia en sevilla y huelva, contamos con más de 125 años de experiencia en suministros, fabricación y adaptación de productos ortopédicos.

SIGUENOS

ORTOPEDIA QUERALTÓ © 2024 | HAZ MARCA MARKETING DIGITAL