Corsé

CORSÉ BIVALVO

Patologías que requieran una inmovilización de la zona dorsolumbar como los procesos preoperatorios y postoperatorios de columna. Fracturas vertebrales. Hernia discal. Osteoporosis. Espondilolisis, espondilolistesis, espondiloartrosis, escoliosis dolorosa en adultos, etc. Rotura de ligamentos o hiperlaxitud de los mismos. Neoplasias que produzcan procesos degenerativos de la columna. Cifosis torácica en región media hasta inferior de la columna dorsal. Prevención de estenosis de canal en pacientes encamados.

Share

Descripción

Corsé toraco-lumbosacro fabricado en polietileno de baja densidad de 4 mm y forrado con un material textil almohadillado, que se puede desmontar con facilidad permitiendo el lavado y consiguiendo así una correcta higiene de la ortesis a la vez que protege al paciente de posibles rozaduras. En la parte anterior está situado un apoyo pectoral regulable en altura, que nos permite conseguir una extensión completa de la columna dorsal. El polietileno, al ser un material termoconformable, nos permite realizar ajustes sobre el corsé aplicando calor (antes de aplicar calor es necesario desmontar el forro textil). El plano anterior se sitúa desde el esternón hasta la sínfisis pubiana. El plano posterior se sitúa desde el tercio medio escapular hasta la mitad de la región glútea. El corsé bivalvo de Orliman se presenta con 15 º de lordosis lumbar. Se cierra mediante un sistema de velcros situados en los laterales del corsé y en el apoyo esternal. El apoyo esternal puede regularse en altura y en profundidad doblando la pletina anterior, lo que nos permitirá ajustarlo adecuadamente según las características físicas de cada paciente. Por su diseño, ofrece como una de sus principales ventajas el facilitar la colocación en pacientes encamados.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Corsé”